skip to content
2018 Getty Images
Date
05 oct. 2018
Tags
, ,

El dopaje en el deporte

«Yo me dopé» afirmó David Millar (exciclista profesional y fundador de CHPT3) durante la mesa redonda «El dopaje en el deporte: una batalla que vale la pena luchar», celebrada hoy en el Foro Olimpismo en Acción. «Cuando la presión es tan grande, uno acaba cediendo. Mis principios morales estaban destrozados». 

La conversación entablada hoy en Buenos Aires trató una serie de complejas cuestiones a las que se enfrenta el Movimiento Olímpico en su lucha contra el dopaje, como la realización de controles independientes libres de conflictos de intereses; la batalla contra las «reglas de silencio» para alentar a las personas a denunciar las violaciones del código antidopaje; y la búsqueda del equilibrio entre la protección de los derechos civiles de los atletas y la aplicación de las medidas antidopaje.

El debate comenzó con reflexiones más personales y específicas, como la de Millar sobre por qué y cómo acaban dopándose los atletas hoy en día.

Kirsty Coventry, cinco veces olímpica, y presidenta de la Comisión de Atletas del COI, habló sobre la cultura que rodea a los jóvenes atletas, que puede ser un factor decisivo en tentaciones como el dopaje. «Los atletas deben poder confiar en su entorno desde el primer momento. Aquellos que están rodeados de personas que creen en el dopaje tendrán mayor tendencia a dejarse influir (...). No debemos olvidar que una medalla podría cambiarles la vida y la de sus familias».

Buenos Aires 2018

Proteger a los atletas de la deriva del dopaje requiere un esfuerzo conjunto, que es, precisamente, el que se ha adoptado en las últimas décadas.

Si bien el COI fue pionero en la protección de los atletas limpios gracias a la creación de su Comisión Médica en 1962 y la publicación de la primera lista de substancias prohibidas, la lucha contra el dopaje es una labor de equipo. En 1999, el COI fundó la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). El COI financia el 50 % del presupuesto de la AMA; la otra mitad procede de diferentes Gobiernos de todo el mundo.

En 2017, el COI tuvo la iniciativa de crear la Agencia Internacional de Análisis (ITA), cuyas operaciones han comenzado este mismo año. La ITA es una organización sin ánimo de lucro cuya misión es ofrecer a las instancias deportivas una gran gama de servicios antidopaje independientes de poderes políticos o deportivos. Benjamin Cohen, director general de la Agencia Internacional de Análisis (ITA), afirmó:

En la actualidad, los atletas y la comunidad piden transparencia. Esa es la razón de ser de la ITA. La ITA contribuye a restituir la confianza en el sistema Benjamin Cohen Agencia Internacional de Análisis (ITA)

El COI siempre busca situarse en la vanguardia de la protección de la salud de los atletas y la promoción de una competición justa para todos. En este sentido, desde Río 2016 ha obrado para aumentar la independencia del programa antidopaje de los Juegos, para lo cual ha separado al COI de toda decisión relativa a sanciones. En los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018 los controles antidopaje también se hicieron independientes, y el COI financió un equipo especial de controles previos a los Juegos, el cual fue gestionado de manera independiente bajo la supervisión de la AMA con miras a aumentar el nivel de pruebas realizadas antes de los Juegos. El COI ha puesto en marcha un robusto programa de reanálisis y almacena todas las muestras de los Juegos Olímpicos durante diez años, para sucesivamente reanalizarlas según se van desarrollando nuevos métodos de análisis o se obtiene nueva información. En aras de independencia, este programa también forma parte de las competencias de la ITA.

Buenos Aires 2018

Los controles específicos son solo una parte de la lucha contra el dopaje, que empieza bien antes de las sanciones; se despliegan grandes esfuerzos para concienciar a los atletas y su entorno sobre los riesgos y consecuencias del dopaje y crear una cultura de tolerancia cero.

El foro también contó con un debate de expertos entre Michael McNamee, catedrático de Ética Aplicada en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Swansea (Reino Unido) y Andy Miah, catedrático de Comunicación Científica y Medios de Comunicación del Futuro en la School of Environment & Life Sciences de la Universidad de Salford (Reino Unido) sobre los finos matices de la expresión «mejora del rendimiento» en relación con el dopaje. Al fin y al cabo, los atletas toman numerosas medidas para mejorar su rendimiento, como el uso de equipamiento especial o la realización de operaciones quirúrgicas. ¿Dónde se sitúa la frontera que separa dichas medidas de otras que deben ser sancionadas para que el deporte siga siendo justo?

Buenos Aires 2018

McNamee puso un ejemplo: «Imagínense una operación de tipo genético que les permitiese sentir menos dolor. De manera general diríamos que es un gran invento, pero en el deporte, el dolor forma parte de la experiencia [atlética]. Por lo tanto, si se enfrentasen a un oponente que no siente dolor, la competición no sería justa». Miah añadió:

A fin de cuentas es necesaria una negociación, en lugar de una línea que se prohíbe atravesar. Andy Miah Universidad de Salford

Otra de las sesiones de trabajo examinó la prevención y concienciación contra el dopaje. Ante el vertiginoso desarrollo de la técnica, las autoridades de control lo tienen difícil para mantenerse a la delantera de los métodos de dopaje más sofisticados. ¿Qué medidas tomar antes de la etapa de controles y sanciones? ¿Cómo concienciar al entorno? ¿Qué actividades de concienciación y formación pueden disuadir a los jóvenes atletas? El objetivo es reducir la «presión» a la que hacía referencia David Millar.

Tags , ,
back to top En Fr