skip to content
ceppi@ricardoceppi.com
Date
06 oct. 2018
Tags
,

Derechos humanos y deporte

El mundo celebra este año el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que es más importante que nunca asegurarse de que los Juegos Olímpicos y el deporte siguen siendo un vehículo de expresión y promoción de los derechos humanos en cuestiones como la inclusividad de todos los participantes o las condiciones específicas en las que se construyen las instalaciones de los Juegos 

Los derechos humanos fueron un tema importante en el Foro Olimpismo en Acción; representantes del Movimiento Olímpico y de organizaciones de derechos humanos trataron este tema en el contexto del deporte.  

«Los derechos humanos ofrecen un marco sobre el que articular nuestro argumento de que el deporte tiene un impacto positivo en la sociedad. Cada movimiento legítimo debe posicionar los derechos humanos como parte fundamental de su gestión, liderazgo, marca y alianzas. “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Es necesario garantizar que nuestra propuesta no será nociva para las personas. Si no lo logramos, aunque ello solo afecte a una única persona, habremos fracasado», afirmó David Grevemberg, director general de la Commonwealth Games Federation. 

Getty Images

El compromiso del Movimiento Olímpico a favor de la protección de los derechos humanos está codificado en la Carta Olímpica, que incluye los principios fundamentales del Olimpismo y garantiza la igualdad de derechos para todos los participantes en los Juegos Olímpicos. La Estrategia de Sostenibilidad del COI también materializó, más recientemente, algunos de estos principios. Por último, el COI ha introducido cláusulas más exhaustivas en materia de derechos humanos en sus contratos de ciudad sede, de conformidad con los acuerdos y normas internacionales en la materia. En torno a cuestiones de derechos humanos, el COI se asocia activamente con Gobiernos, organizaciones internacionales y ONG tales como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ONU Mujeres, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Sports Rights Alliance.  

Durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, el COI invocó la Carta Olímpica para solicitar la confirmación del Gobierno ruso de que su legislación contra la «promoción pública de la homosexualidad» no se aplicaría a los participantes en los Juegos.  La Carta también se invocó en Sochi ante la preocupación de que trabajadores migrantes no pagados hubieran contribuido a la construcción de las instalaciones olímpicas. Cuando el COI y la OIT plantearon esta cuestión se procedió a investigar a más de 500 empresas y se pagaron más de 8 000 000 de dólares a más de 6000 trabajadores como compensación por los salarios no cobrados.  

Presentamos estas cuestiones y las tratamos con nuestros socios. Firmamos acuerdos con sindicatos para que podamos ofrecer oportunidades a personas de comunidades locales. Queremos crear empleos para cientos de personas, personas que necesitan un trabajo, pequeñas empresas Marie Barsacq Directora de Impacto y Legado del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de París 2024

Ese enfoque —combinado con la influencia y la credibilidad del Movimiento Olímpico— puede contribuir a cambiar las cosas en materia de derechos humanos. Minky Worden, directora de Iniciativas Internacionales de Human Rights Watch, afirmó que las organizaciones de derechos humanos son las responsables de concienciar sobre estas cuestiones, en colaboración con socios abiertos a colaborar, como la familia olímpica.


En 2008, el Gobierno chino no cumplió con su promesa de libertad de prensa. El COI actuó con celeridad y se levantó el cortafuegos (...). Este es el tipo de influencia y liderazgo que reclamamos Minky Worden Directora de Iniciativas Internacionales de Human Rights Watch
Tags ,
back to top En Fr