Usad lo que tenéis  

Como especialista en medicina deportiva con experiencia como remera olímpica para el equipo de Canadá, la Dra. Jane Thornton se encuentra perfectamente preparada para ofreceros asesoramiento profesional sobre cómo lidiar con las particularidades de la COVID-19 y el aplazamiento de los Juegos Olímpicos Tokio 2020. En este artículo, analiza cómo podéis usar las habilidades que ya tenéis para responder a esta situación sin precedentes y enfocar esta con una mentalidad positiva.

  • La Dra. Thornton, excampeona del mundo de remo, ha estado apoyando a los atletas canadienses que sufren problemas de salud mental a causa de la COVID-19.
  • En colaboración con la Dra. Carla Edwards, experta en psiquiatría deportiva, ha elaborado un recurso muy valorado para los atletas que se enfrentan a su nueva realidad.
  • En este artículo, ofrece consejos prácticos sobre cómo usar las herramientas que ya habéis desarrollado para salir reforzados de esta situación.

Mi consejo para aquellos de vosotros que estéis intentando controlar vuestra ansiedad y las sensaciones que tendréis antes de los Juegos Olímpicos, es esencial que recordéis algo: que como atletas, os habéis entrenado para esto.

Durante nuestra carrera deportiva, tenemos que hacer frente a la incertidumbre en muchos sentidos, desde retrasos y cancelaciones causados por las condiciones meteorológicas (si practicáis un deporte al aire libre) hasta enfermedades, lesiones y factores que nos causan estrés en nuestra vida personal. Hemos practicado y nos hemos entrenado para todo ello durante muchos años.

Así pues, recordad echar la vista atrás para daros cuenta de que probablemente ya disponéis de varias de estas herramientas y de que se trata de estar en el momento presente. También podéis recordar las victorias que habéis conseguido en diferentes épocas de incertidumbre y cómo os las habéis arreglado para superar estas épocas.

Construid vuestro muro de fuerza

Cuando era atleta y competía a nivel olímpico, me aconsejaron que usara una «pared de ladrillo» para practicar. Cada vez que conseguía algo, ya fuera en cuanto al rendimiento o incluso desde el punto de vista mental, lo anotaba en un trozo rectangular de papel y, después, empezaba a construir un muro con todos los logros.  

Puede que suene trivial, pero probablemente habrá varias, si no cientos de vivencias por las que habéis pasado en las que habréis superado algo relacionado con una incertidumbre, enfermedad o lesión que os haya hecho más fuertes y haya aumentado vuestra resiliencia .

probablemente habrá varias, si no cientos de vivencias por las que habéis pasado en las que habréis superado algo relacionado con una incertidumbre, enfermedad o lesión que os haya hecho más fuertes y haya aumentado vuestra resiliencia .

Así pues, como consejo práctico, echad de nuevo un vistazo a vuestros registros de entrenamiento, vuestro diario (si llevabais uno) o vuestras redes sociales para repasar los momentos en los que superasteis alguna incertidumbre. Después, comenzad a construir vuestra propia pared de ladrillo —para recordaros a vosotros mismos las herramientas de las que ya disponéis— y empezad a desarrollar esta herramienta.

¿Necesitáis ayuda para dormir? ¿Necesitáis ayuda con una situación específica que se repita y que os genere ansiedad? ¿Necesitáis ayuda para dejar las redes sociales porque lo único que veis son cosas relacionadas con la pandemia actual? Si es así, contactad con gente que pueda ayudaros a construir el resto de vuestra herramienta.

Consultad nuestros consejos de expertos para saber cómo llevar un diario y escribir puede ayudaros

Cómo ajustar vuestros objetivos

Recuerdo que en mi época de atleta ajustaba mis objetivos cada año y, en algunos casos, cada mes. La principal habilidad que he aprendido del deporte y que he llevado conmigo durante el resto de mi vida es la de marcarme objetivos.

Así pues, teniendo en cuenta que ahora las líneas de meta se han movido un poco, podemos ajustarlos. Reflexionad sobre lo que ha ocurrido este último año: lo que habéis aprendido y cómo podéis volver a mejorar. Aunque os hayáis propuesto competir en los Juegos Olímpicos este año, podéis repasar todas esas lecciones que habéis aprendido y valorar si habría algo que os gustaría ajustar el año que viene. Podéis replanteároslo como una oportunidad para el año que viene y deciros: «Voy a hacerlo mucho mejor esta vez».

Los atletas de todo el mundo están lidiando con esta situación; no es algo aislado que afecte a un solo país o región. Así pues, debéis daros cuenta de las cualidades que ya tenéis y ser conscientes de que esta situación no durará siempre —y de que la superaremos. Independientemente de si optáis o no por aceptar el miedo, o de si os limitáis a reconocerlo y continuar con lo que podéis controlar, se me ocurren muchas maneras positivas de enfocar la situación y salir reforzados de ella.

Leed los consejos de la Dra. Carla Edwards, especialista en psiquiatría deportiva, para reducir la ansiedad causada por la COVID-19 aquí .