Aislada pero no sola 

La regatista británica Dee Caffari ha pasado hasta seis meses sola en el mar navegando por todo el mundo. Aunque su aislamiento fue autoimpuesto, está perfectamente cualificada para ofrecer consejos constructivos y prácticos sobre cómo lidiar con el confinamiento provocado por la situación del COVID-19. 

  • Mantén el contacto con amigos y familiares, aconseja Dee. Solo con una conversación al día ya mejorará el estado de ánimo. 
  • Concéntrate en lo que puedes controlar y elabora un plan diario factible. 
  • Aprovecha esta situación para cambiar tu comportamiento para mejor. 

Sé lo que es el aislamiento y puedo afirmar incluso que me he autoaislado en dos ocasiones. Cuando participé en la Vendee Globe pasé tres meses sola en el mar, y en el Aviva Challenge fueron seis meses. Durante todo ese tiempo, mi hogar fue un barco de 72 pies con muy pocas comodidades y nada para entretenerse, aparte de mi talento para el karaoke. 

Por supuesto, soy muy consciente de que mi aislamiento fue voluntario y por razones muy diferentes a la situación en la que nos encontramos ahora. Sin embargo, espero que compartir las estrategias y aprendizajes de estar sola durante estos largos periodos de tiempo os sirva de algo. 

Sabemos que muchos de nosotros, en todo el mundo, tenemos que estar ahora mismo físicamente aislados, pero eso no implica que también lo estemos mentalmente. El contacto y el apoyo humanos son importantes en todo momento, pero especialmente en tiempos de crisis o estrés. Ahora más que nunca, tenemos que cuidarnos mutuamente. Estos son mis principales consejos para lidiar con el confinamiento: 

Mantén la comunicación 

Resulta tranquilizador para todos. Cuando uno se autoaisla, eleva la moral saber que a la gente le preocupa, pero es igualmente importante que sus amigos y familiares sepan que está bien. Mantén en contacto y pide ayuda si fuera necesario. Charlar cinco minutos al día puede levantar el ánimo y supondrá una ilusión para pasar mejor el día. 

Desarrollar y ceñirse a una nueva rutina 

Pasar todos los días solo es algo que a muchos de nosotros nos resulta extraño, y para las personas que lo pasen en compañía de otras, será todo un desafío. Las personas extrovertidas sacan su energía de los demás, por lo que la falta de estimulación puede conducir a una caída en el estado de ánimo. Para la mayoría de nosotros, ir al gimnasio o a entrenar es parte de una rutina diaria, y ahora tenemos que llenar ese vacío. Tener y seguir una rutina de algún tipo ayudará, ya que proporcionará un objetivo y un motivo para seguir en marcha durante el día. Tener algo que hacer también hará que el tiempo pase más rápidamente. 

Haz que la tecnología trabaje para ti 

En estos días podemos comunicarnos de muchas maneras; este es el momento de hacer uso de ellas. Skype, FaceTime, correo electrónico, mensajes de texto, llamadas telefónicas y plataformas de redes sociales son excelentes formas de mantener el contacto. 

Controlar lo que está en tu mano 

Concéntrate solo en lo que puedes controlar y no desperdicies energía preocupándote por cosas que están fuera de tu control. Nos bombardean con información y tenemos que estar al día de las noticias que se difunden. Sin embargo, si descubres que escuchar o leer las noticias aumenta tu nivel de ansiedad o estrés, limita tu exposición a ellas. Muchos os encontraréis gravemente afectados económicamente, pero no estáis solos. Elabora un plan factible y busca ayuda si te sientes abrumado. 

Sé agradecido por las cosas que tienes o puedes hacer en la vida 

Centrarte en lo bueno tendrá un efecto positivo en tu salud mental. Cuando tengas un día complicado y te resulte difícil sobrellevarlo, concéntrate en los próximos días o incluso las próximas horas en lugar de pensar en semanas o meses. El sol seguirá saliendo y poniéndose. Esta situación pasará. 

Busca oportunidades y sé creativo 

En un mundo de contacto inmediato, vidas laborales exigentes y tecnología intrusiva, la situación actual nos permitirá a muchos de nosotros dar un paso atrás durante un período de tiempo. ¿Hay algún proyecto que hayas querido emprender pero para el que nunca has tenido tiempo? ¿Tienes una novela superventas en mente esperando a ser escrita? ¿Hay trabajo que puedas hacer de manera temporal? La necesidad es la madre de la invención, así que quizás ahora sea el momento de embarcarse en algo nuevo. 

Acepta que debes adaptarte al nuevo entorno en el que vivimos 

Como marinera que he dado la vuelta al mundo, estoy acostumbrada a que mi entorno cambie muy rápidamente y a tener que adaptarme a fuerzas que están fuera de mi control. En las próximas semanas y meses, las restricciones en nuestras vidas y los efectos de este virus sin duda nos harán sentir enfadados, molestos, preocupados y asustados. Se trata de sensaciones naturales, pero que gastan energía mental. Aceptar una situación te permite pensar con más claridad y calma. 

El futuro será distinto 

Esa es la realidad, y también puedes asumirla. La madre naturaleza ha pulsado el botón de reinicio. Tienes la oportunidad de reevaluar y modificar tu comportamiento para mejor. 

Tienes la oportunidad de reevaluar y modificar tu comportamiento para mejor. 

Todos somos muy conscientes, en el mundo actual, de que de lo único que podemos estar seguros es del cambio. Nuestra capacidad de adaptación a este cambio es lo que nos definirá. La actual pandemia mundial revela que la mayoría de nosotros tememos a lo desconocido, y nuestra reacción es el pánico. Unámonos en este momento de adversidad y apoyémonos unos a otros. 

Para recibir más consejos de expertos sobre cómo lidiar con el impacto del COVID-19, haz clic aquí