¿El sueño de los atletas es diferente?  

Conseguir la cantidad y calidad de sueño adecuadas es importante para todos, pero ¿te afecta alguno de los factores que contribuyen a un buen descanso nocturno específicamente a ti como atleta? La especialista en sueño Iuliana Hartescu, de la Universidad de Loughborough, participa en el último estudio sobre el sueño en atletas de alto rendimiento. Aquí responde a algunas de las principales preguntas sobre la relación entre el deporte y el sueño. 

  • Hay varios aspectos del sueño particularmente relevantes para ti como atleta de élite. 
  • La especialista en sueño Iuliana Hartescu tiene una amplia experiencia en la investigación de la conexión entre el deporte de élite y el sueño. 
  • Aquí, explora algunos de los principales aspectos del sueño y de ser un atleta, y explica por qué descansar lo suficiente es vital para el rendimiento y el bienestar.  

El sueño se ha arraigado en nosotros a través de la evolución. Dormir sirve para conservar energía, ya que permite que durante un periodo de tiempo preservemos aquella que gastaríamos si estuviéramos despiertos. También contribuye a la restauración cerebral, ya que concede tiempo al cerebro para desconectarse y reponerse. El sueño también es importante para la regulación inmunitaria y metabólica. Para los atletas, por lo tanto, dormir lo suficiente y tener una buena calidad de sueño es imprescindible para que se regulen correctamente todos los sistemas corporales. 

¿Necesitan los atletas dormir más que otras personas? 

El sueño difiere según la persona y todos tenemos diferentes necesidades, pero no se han realizado estudios suficientes para definir a los atletas como un grupo con diferentes requisitos de sueño. La mayoría de los estudios realizados hasta la fecha muestran que los atletas suelen tener los mismos requisitos generales de su grupo de edad.  

¿Por qué para los atletas es tan importante dormir? 

En términos de rendimiento, la interrupción y la pérdida de sueño no afectan significativamente al rendimiento anaeróbico, en el que los atletas tienen un rendimiento muy similar al habitual cuando se les ha privado de sueño. Lo que sí parece verse afectado es su bienestar mental y su motivación. La convicción de qué tipo de esfuerzo y cuánto necesitas realizar para mejorar en algo sí puede verse afectada por la pérdida de sueño. Además, la toma de decisiones y la ejecución de habilidades parecen verse afectadas, presentando más errores y retrasos al tomar decisiones rápidas. Y no solo eso: es posible que experimentes una mayor respuesta emocional a acontecimientos que, de otro modo, serían menores o neutrales, y estas respuestas suelen ser negativas. 

¿Padecen desproporcionadamente los atletas problemas para dormir? 

Cada vez hay más estudios que sugieren que la prevalencia de trastornos del sueño en los atletas es bastante alta, y se calcula que la frecuencia de insomnio oscila entre el 30 y el 70 %. Es esencial que estas tasas difieren en función de si se trata de atletas de deportes individuales o de equipo. También se observan diferencias notables en la calidad del sueño, en función de cuándo se mida, ya sea durante los periodos de entrenamiento, de competición o de descanso.  

Cada vez hay más estudios que sugieren que la prevalencia de trastornos del sueño en los atletas es bastante alta

Durante las competiciones —especialmente en las noches anteriores a estas— o durante los viajes y durante los entrenamientos, pueden plantearse desafíos muy específicos y la prevalencia de trastornos del sueño puede ser mayor. Por lo tanto, parece haber periodos significativos en la vida de un atleta en los que el riesgo de padecer problemas de sueño alcanza su punto máximo, y quizá haya puntos más bajos en otros periodos en los que ni compite ni entrena. Esto es importante porque significa que las afirmaciones sobre los atletas en su conjunto deben hacerse con precaución.  

En cuanto al diagnóstico del insomnio como trastorno, en lugar de una simple alteración del sueño, las tasas de prevalencia que tenemos entre los atletas son muy reducidas. Solo unos pocos estudios han analizado debidamente esta cuestión, y las tasas son similares a las de la población general, del 3 al 6 %. 

¿Por qué la alteración del sueño podría ser particularmente relevante para los atletas? 

A menudo, los atletas afirman que les cuesta dormirse. Esto se relaciona con la excitación cognitiva, o el apagado ineficaz de la mente antes de dormir. El sueño a menudo está restringido debido a los horarios de viaje o los entrenamientos. Viajar para una competición, por ejemplo, a menudo implica dormir a horas inadecuadas para el reloj circadiano interno. Saber cuándo se va a tener la oportunidad de dormir, con el fin de aprovechar la alineación del reloj interno con la hora local natural, es muy ventajoso y lo ideal es que todo esté programado antes de viajar. 

Sé que es muy habitual entre los atletas echarse la siesta o cabezadas durante el día. Contribuye a mejorar el rendimiento y a compensar el mal sueño nocturno. Actualmente estamos investigando esto un poco más, con el fin de entender si esta estrategia es realmente eficaz para ayudarte a hacer frente a la interrupción o la pérdida de sueño. 

¿Sufres de alteraciones del sueño? Lee la guía práctica y sencilla del profesor Jim Horne para ayudarte a dormir mejor aquí