Cómo mantener una actitud positiva  

A medida que el coronavirus continúa afectando la rutina diaria de todos, ahora es más importante que nunca que mantengas una actitud positiva y cuides tu #mentallyfit. Para ello, debes velar tanto por tu mente como por tu cuerpo. En este artículo, nos centramos en consejos útiles del psicólogo del equipo TeamNL, Paul Wylleman. Estos seis puntos clave te ayudarán a continuar por el camino correcto en estos tiempos difíciles. 

  • La principal prioridad es mantener la calma y permanecer muy al tanto de las novedades  
  • Tanto tú como los miembros de tu séquito debéis poneros el reto de establecer nuevas metas y adaptar vuestro comportamiento diario a la realidad actual  
  • Mantente en contacto constante con tus amigos y familiares  

Debido a los recientes acontecimientos causados por el coronavirus, a los atletas de todo el mundo les preocupan (y con razón) sus regímenes de entrenamiento. Sin embargo, a menudo pasan por alto que estar aislados durante un período de tiempo puede afectar a su salud mental. En TeamNL, se han elaborado una serie de recomendaciones que pueden hacer que la situación resulte más llevadera a los atletas. 

  1. Elige canales de comunicación de confianza  

La propagación del coronavirus es, sin duda, una noticia importante. Ello hace que recibas una cantidad abrumadora de información. Es importante contar con fuentes de confianza que puedas consultar dos o tres veces al día. Sin embargo, debes asegurarte de no consumir demasiados datos, ya que hacerlo puede generarte una sensación de saturación o incluso de impotencia. 

Para saber si una nueva información te afecta como atleta, pregúntate lo siguiente: «¿Cómo nos afecta esto a mí y a los miembros de mi séquito?» 

Aquí encontrarás algunas fuentes de noticias de confianza sobre el Movimiento Olímpico que pueden ser de ayuda. 

  1. Controla tus pensamientos 

Es normal sentir cierta confusión y ansiedad en esta situación. Asegúrate de mantener a raya estos sentimientos controlando activamente tus pensamientos. Debes aceptar que no siempre puedes tener el control de la situación. Sin embargo, tienes la capacidad de adoptar algunas medidas específicas para hacer frente a tus retos y mantener así tu vida cotidiana lo más estructurada posible. 

A todos nos surgen pensamientos y sentimientos negativos en momentos como este, pero debemos evitar prestarles demasiada atención. Procura desviar tu atención centrándote en una palabra, un pensamiento o un comportamiento que te ayude activamente a relajarte, liberarte de estas sensaciones negativas y vivir tu vida cotidiana. 

Una técnica que puedes usar es la 456. Cuatro veces al día, debes inhalar durante cinco segundos y luego exhalar durante seis segundos mientras bajas lentamente los hombros. Así podrás aliviar la tensión y el desasosiego. 

  1. Adáptate a tu nuevo entorno

Elabora un plan que te ayude a adaptarte a medidas como el distanciamiento físico, no dar la mano y lavarte las manos con regularidad. Visualizar cómo te comportarás puede ayudarte a continuar con tus actividades diarias y lidiar con la sensación de que falta algo o de que estás actuando de manera irrespetuosa u hostil. 

Parece sencillo, ¿pero lo estás haciendo? Aquí te explicamos cómo lavarte bien las manos. 

  1. Mantén la mirada puesta en el futuro

Todo el mundo verá alterados de algún modo sus programas de entrenamiento y competición. Debes hablar regularmente con tu entrenador y los miembros de tu séquito sobre cómo gestionar el entrenamiento diario, pero también enseñarte a pensar y sentir de manera positiva. Los eventos y competiciones se reanudarán con el tiempo, así que asegúrate de continuar preparándote para cuando llegue ese momento. 

Puedes llevar a cabo parte de esta preparación marcándote objetivos y metas nuevos y concretos que encajen en tu nueva rutina. Establece metas realistas y alcanzables después de consultarlas con tu entrenador y planifica cómo cumplirlas durante tus actividades diarias. 

  1. Aumenta tus interacciones sociales en línea

Aunque en este momento el aislamiento físico sea una realidad, una de las cosas más importantes que puedes hacer durante este período es hablar con otras personas de forma remota, ya que tenemos la suerte de vivir en una era en la que podemos comunicarnos digitalmente con facilidad.  

Compartir pensamientos y sentimientos con los demás es una parte importante de la condición humana. Aunque hacerlo en línea puede resultar mucho más difícil, mantenerte regularmente en contacto con los miembros de tu séquito y otras personas que son importantes para ti es fundamental para cuidar tu #mentallyfit 

  1. Apóyate en tu red 

Esta situación puede hacerte sentir inquietud, irritabilidad o incluso inseguridad. En algunos casos, también puede generar una sensación de falta de control, comportamiento de evitación, alteración del sueño, ansiedad o incluso pánico.  

Aunque en esta situación no siempre podrás comunicarte con el lenguaje corporal, debes asegurarte de hablar con los demás. Compartir tus problemas, así como tus actividades diarias, te permitirá llevar un estilo de vida estable en estos tiempos y contactar con un experto en salud mental cualificado te ayudará a lidiar con el impacto psicológico de la situación. 

Sé parte de la solución filmando tu actividad y compartiéndola con la afición, ya que hacerlo también puede ser terapéutico para ti.   

Para recibir consejos específicos de la Organización Mundial de la Salud sobre cómo lidiar con el impacto del COVID-19, haz clic aquí.