6 razones por las que es beneficioso despejar tu casa

Con la pandemia del coronavirus obligando a la mayoría de nosotros a quedarnos en nuestros hogares, ahora esta podría ser la oportunidad perfecta para despejar tu espacio vital y disfrutar de una amplia gama de beneficios psicológicos que podrían ayudarte durante estos tiempos inciertos.

  • Despejar implica ordenar, organizar y deshacerse de cosas innecesarias en tu casa.
  • Esta acción tan sencilla conlleva un abanico de beneficios psicológicos.
  • Estos beneficios podrían ayudarte a hacer frente a la pandemia actual y a reorientar tu mente hacia tus objetivos a largo plazo, dentro y fuera de la pista.

No importa lo ordenado y organizado que seas normalmente, todos somos culpables de aferrarnos a cosas que ya no necesitamos ni usamos. O de esconder todo tipo de basura en un cajón lleno a rebosar. O sencillamente de dejar que montones de libros, revistas, cartas y otras cosas se acumulen por toda la casa.

Si bien esto no parece importante a primera vista, hay una investigación —llevada a cabo por el Instituto de Neurociencia de Princeton— que sugiere que ver todo este desorden alrededor de los espacios donde vivimos puede distraernos.

Esa es una de las razones por las que una acción tan sencilla como despejar la casa —que implica ordenar, reorganizar y deshacerse de cosas innecesarias— se ha vuelto tan popular en los últimos años.

Como ahora la mayoría de nosotros nos vemos obligados a quedarnos en casa debido a la pandemia del coronavirus, despejarla podría ser una forma valiosa de pasar parte del tiempo extra que tenemos en nuestras manos. Así pues, preguntamos a la Dra. Alice Boyes —autora de The Healthy Mind Toolkit— acerca de algunos de los beneficios psicológicos que se pueden disfrutar gracias al mero hecho de ordenar y reorganizar.

Un punto de partida hacia la productividad

«Con la situación en la que nos encontramos actualmente —debido a la pandemia del coronavirus— no es realista esperar rendir al 100 % todo el tiempo», explica la Dra. Boyes. «Sin embargo, tampoco puedes estar sin hacer nada. Hay que tener algún tipo de equilibrio.

«Necesitamos más tiempo de inactividad mental debido a la situación actual, pero también necesitamos hacer algo productivo. Yo diría que despejar la casa es una especie de punto de partida; es algo que puedes hacer mientras piensas en otras cosas para ser productivo».

Comenzar de cero

«Despejar la casa suele ser muy útil si necesitas tener esa sensación de comenzar de cero. A veces, es abrumador tomar decisiones, y nos resulta más fácil hacerlo cuando tenemos la sensación de que comenzamos de cero, como un lunes o un año nuevo, o cuando nos mudamos a un piso o a un lugar nuevo, o cuando trabajamos con un entrenador nuevo.

«Cuando despejas la casa, por poco que sea, incluso si se trata solo de limpiar el frigo, esto te puede ayudar a tomar una decisión porque tienes la sensación de que comienzas de cero ».

Cargar las pilas

«Otra forma en la que despejar la casa puede ser muy útil es si te encuentras falto de energía. Esto puede ser especialmente cierto para los atletas, ya que estáis acostumbrados a tener un horario muy estricto para comidas y sesiones de ejercicio y habéis estado tratando de llegar a vuestro nivel más alto en un momento determinado. De repente, todo ha cambiado, el equipamiento que utilizas no está disponible, tu entrenador no está allí y es posible que te sientas realmente desmotivado y falto de energía. Despejar la casa es algo que puedes hacer y que no requiere mucho para empezar.

«Por ejemplo, puedes decir: Bien, voy a poner mi temporizador durante 10 minutos y voy a ordenar mi casa». A veces, basta con hacer esto para cargar las pilas lo suficiente como para pasar a lo siguiente que necesitas hacer. Es una forma muy buena de recuperar la energía cuando uno se siente muy falto de ella».

Obtener una sensación de logro

«Si estás aplazando hacer una tarea de mayor envergadura, a veces es muy difícil empezar con esa tarea enorme. Despejar la casa es algo que puedes hacer y que no es muy complejo mentalmente. Puedes hacerlo sin concentrarte, pero también te da esa sensación de hacer algo, y a veces solo necesitas empezar».

Recuperar el control

«Te da un poco más de control sobre las cosas. Cuando la gente pierde el norte —como en la situación a la que nos enfrentamos ahora— el desorden es algo que puede entrar en nuestras vidas. Tu sueño se altera, luego tu alimentación y después tu casa también se vuelve realmente desordenada. Despejar la casa te puede ayudar a romper ese ciclo general en el que casi todo en tu vida pierde realmente el equilibrio».

Activarte

«Despejar la casa también requiere un poco de actividad física. No es como hacer ejercicio, pero lo cierto es que te estás levantando y poniendo tus músculos en movimiento, por lo que te lleva a un estado mental más preparado para la acción y te saca de ese estado de preocupación y falta de energía».

Si deseas ver los mejores consejos del equipo de Career+ de Athlete365 para trabajar desde casa, haz clic aquí