Malcolm Arnold y Ulla Koch galardonados con el Premio del COI para Entrenadores

Este premio se creó hace tres años con el fin de reconocer a los entrenadores que han dedicado sus vidas a entrenar a algunos de los mejores atletas que han honrado los Juegos Olímpicos. Este año, Malcolm Arnold OBE, entrenador de tres campeones olímpicos de atletismo, y Ulla Koch, quien ha apoyado a atletas que consiguieron 34 medallas internacionales, recibieron sus premios en una ceremonia en el Museo Olímpico de Lausana.

  • El presidente del COI, Thomas Bach, y el presidente de la Comisión de Entretenimiento de Atletas, Sergey Bubka, entregaron a Ulla y Malcolm sus respectivos premios.
  • Ambos fueron aclamados como «entrenadores extraordinarios» en la ceremonia.
  • Varios asistentes rindieron homenaje a Ulla y Malcolm, incluidos sus amigos, familiares y quienes los nominaron.

En la tercera edición de este premio que otorga el COI, Malcolm Arnold OBE y Ulla Koch vieron recompensada su amplia dedicación al entrenamiento y desarrollo de atletas que han cosechado grandes éxitos.

Aportar lo mejor al atletismo

Malcolm supervisó la victoria de John Akii-Bua en los 400 metros vallas de Munich 1972. Akii-Bua se convirtió así en el primer campeón olímpico de su país, Uganda, y su continente, África, además de conseguir ganar en un tiempo que marcó un nuevo récord mundial. Malcolm también entrenó al campeón olímpico y récord del mundo Colin Jackson después de convertirse en el director de Atletismo Galés y Británico, para finalmente recibir una Orden del Imperio Británico (OBE) en 2012.

«La comunidad atlética es una comunidad muy cerrada y recibir dicho reconocimiento es un honor», dijo Malcolm. El británico dio las gracias a su familia por apoyarlo a lo largo de su carrera. «Siempre es importante contar con el apoyo de una gran familia y, en ese sentido, he tenido mucha suerte».

Un humilde ganador

Uno de los atletas que Malcolm entrenó, Lawrence Clarke, cuarto en los 110 metros vallas en Londres 2012, fue el responsable de nominar a su antiguo entrenador.

«Las personas que tienen más éxito nunca alardean de ello, porque su trabajo habla por ellas. Malcolm es un claro ejemplo y se merece este premio más que cualquier otra persona. Definitivamente él cambió mi vida y la de muchos otros atletas».

Creación de gimnastas ganadoras

Ulla Koch comenzó su carrera como entrenadora de gimnasia artística en 1975 y ha sido entrenadora del equipo alemán desde 2005. También forma parte de la Comisión de Entrenadores de la Confederación Alemana de Deportes Olímpicos (DOSB) y ha ayudado a formar a otros entrenadores en Alemania.

«Cuando me dijeron que había ganado este premio, me quedé sin palabras», comentaba Ulla. «Me siento honrada de recibir tal honor». También explicó su filosofía en el desarrollo de atletas. «Cometer errores es humano. Si alguien falla en los Juegos Olímpicos, tienes que arroparles y apoyarles».

«Más que una entrenadora»

Veronika Rücker, Secretaria General del DOSB, la nominó al premio. «Ulla es más que una entrenadora. También participa en la vida de los atletas después de su retirada y ha introducido a muchos de sus atletas al mundo de los entrenadores una vez finalizadas sus carreras deportivas. Esto es muy importante para ellos, pero también para el futuro de la Federación Alemana de Gimnasia».

Ambos ganadores agradecieron a quienes les nominaron, así como al Presidente Bach y a Sergey Bubka por su arduo trabajo y por hacer posibles sus logros.

¿Quieres leer más sobre las trayectorias y logros que han hecho que Malcolm y Ulla el Premio para Entrenadores del COI? Haz clic aquí para descubrir más información.