Objetivo, Finanzas: Busca asesoramiento especializado

En la primera entrega de esta serie dedicada al complejo mundo de las finanzas, empezamos por la importancia de conseguir un asesoramiento independiente para equilibrar las cuentas.

Como atleta te enfrentas a retos financieros muy particulares que otras personas posiblemente no comprendan. Sueles tener gastos distintos, desde los entrenamientos y los viajes hasta la alimentación y los gastos generales, pero además tus ingresos son imprevisibles, debido a los cambios de los premios monetarios, de la financiación o del patrocinio. Las carreras deportivas son mucho más cortas que los empleos normales, por lo que a menudo te ves obligado a alargar mucho más lo que ganas, e incluso los ingresos pueden terminar bruscamente y de improviso por culpa de las lesiones.

Aunque la falta de estabilidad financiera provoca dolores de cabeza y muchos nervios, puedes seguir varios pasos para comprender mejor tu posición financiera y ayudarte a gestionar tus finanzas con más eficacia. Cuando te haces con el control de la situación, reduces a la vez la inquietud y puedes concentrar todos tus esfuerzos en el entrenamiento y en la competición.

Pregunta a los expertos

Buscar asesoría profesional suele ser el primer paso para empezar a controlar tus finanzas. Igual que cuando escoges un entrenador para que te ayude a mejorar el rendimiento deportivo, elegir un asesor profesional constituye una decisión importante.

Posiblemente podrás pedir ayuda a otros atletas, a tu entrenador o incluso a tu federación deportiva local o nacional para encontrar un contable o un asesor financiero apropiado. Idealmente debe tratarse de una persona con experiencia previa en trabajar con atletas, de manera que comprenda tus circunstancias excepcionales y los problemas financieros específicos a los que te enfrentas.

Al igual que harías con cualquier otro miembro de tu entorno, busca una persona bien cualificada en ese campo, con la que te sientas cómodo comentando datos financieros privados.

Asegúrate de que escuche tus necesidades y preocupaciones, y no te olvides de preguntarle la estructura de sus honorarios, pues los asesores pueden cobrar por horas, una tarifa fija o incluso una comisión. Seguramente te preocupará que estos servicios te supongan un nuevo gasto, pero un asesor profesional te ahorrará dinero a la larga, pues sabrá exactamente cómo gestionar mejor tus finanzas.

Cómo pueden ayudarte

Los asesores financieros pueden ofrecer orientación en una variedad de áreas diferentes, desde ahorros e inversiones hasta presupuestos, pasando por planificación para el retiro.

Piensa en qué objetivos a largo plazo te has impuesto, como comprar una casa o empezar un negocio, y comenta cómo puedes alcanzarlos. También podrás pedir consejo sobre aspectos como planes de pensiones, préstamos, seguros, inversiones en acciones o propiedades, y sobre lo que puedes desgravarte de los impuestos como atleta.

Si tienes problemas financieros, un asesor profesional también podrá sugerirte estrategias para eliminar las deudas y seguir sin ellas.

Lo principal es encontrar el mejor asesoramiento financiero independiente, para conseguir una solución financiera personalizada a tus circunstancias particulares.