La plataforma Athlete365 enseña a los deportistas olímpicos a controlar sus futuros financieros.

Casi todos pasamos por algún tipo de apuro financiero a lo largo de nuestras vidas. Para los atletas de élite, esto podría implicar la necesidad de aprender cómo compaginar el trabajo con el entrenamiento, con la complicada declaración de impuestos de los autónomos, con los viajes por todo el mundo para competir o con la gestión de ingresos esporádicos. Para asistir mejor a los atletas olímpicos en el control de sus futuros financieros, Visa ha desarrollado un nuevo programa a fin de ayudar a los atletas a triunfar también en los desafíos a los que se enfrentan fuera de la competición.

El nuevo programa Practical Money Skills for Athletes («Aptitudes financieras prácticas para atletas»), inaugurado en los Juegos Olímpicos de Río 2016, está diseñado para ayudar a los atletas a acceder a recursos con los que aprender habilidades financieras. El programa aspira a permitirles gestionar mejor sus finanzas durante y después de sus carreras deportivas. Si estás buscando métodos eficaces para abordar tus problemas de gestión financiera, ten en cuenta estos cinco sencillos pasos.

1 Sé proactivo y fíjate metas  

De la misma forma que te pones objetivos en tu carrera deportiva, el primer paso para gestionar con éxito tu dinero es fijarte metas financieras. Asegúrate de que los objetivos que te pongas sean específicos y alcanzables. Ya sea para saldar deudas, ahorrar dinero para comprar un coche o una casa, o invertir en un plan de pensiones, es importante trazar un plan financiero y atenerse a él. Piensa por anticipado cuáles serán tus necesidades futuras y haz planes para cubrirlas.

2 Traza un plan financiero mensual

Después de averiguar cuáles son tus metas y de decidir qué quieres lograr, crea un presupuesto para alcanzar esos objetivos. Elaborar un presupuesto te facilitará la tarea de vivir conforme a tus posibilidades y hacer un seguimiento de tus ingresos y de tus gastos. El presupuesto te permitirá detectar y reducir el despilfarro y priorizar tus gastos. Antes de hacer el presupuesto, ten en cuenta que, al igual que ocurre en la competición, si quieres mantener tu compromiso, deberás planear con cuidado, actuar con disciplina y establecer prioridades. En internet hay muchas herramientas y recursos que te ayudarán a elaborar un presupuesto y a ceñirte a él.

3 Averigua qué puede hacer tu banco por ti

Es importante que entiendas todos los servicios que ofrece tu institución financiera, ya se trate de una caja de ahorros o de un banco. Además de los servicios bancarios normales como las cuentas corrientes y de ahorro, algunas instituciones financieras ofrecen soluciones útiles para ayudar a la gente a gestionar su dinero, incluida la domiciliación de facturas, las transferencias entre cuentas, las aplicaciones y programas para gestionar las cuentas desde el móvil, la asesoría en inversiones, e incluso la concesión de préstamos. Conocer las distintas maneras en las que te puede ayudar tu banco te ayudará a alcanzar los objetivos financieros que te has propuesto.

4. Infórmate bien antes de comprar

Después de evaluar a qué quieres destinar tus ingresos en tu plan financiero mensual, haz el esfuerzo de gastar con sensatez. Planear de antemano y ser consciente de las propias necesidades puede ayudarte a ahorrar en los artículos cotidianos aprovechando las mejores ofertas. ¿Hay productos que compras con frecuencia y en los que podrías ahorrar dinero si los adquieres en paquetes más grandes o durante los periodos de rebajas? Compara siempre los precios. A la hora de comprar productos y servicios como vuelos, alojamientos en hoteles y equipos deportivos caros, compara las distintas opciones y lee reseñas para asegurarte de que estás obteniendo la mejor relación calidad-precio. Utilizar una estrategia inteligente en las compras puede ahorrarte mucho dinero.

5. No tengas miedo a pedir ayuda

Entender los desafíos financieros específicos a los que te enfrentas como atleta olímpico puede resultar difícil. A veces puede ser muy útil recurrir al consejo de un profesional. Al igual que elegir un entrenador para tu deporte, es importante seleccionar un profesional con un historial probado de experiencia en tu problema financiero específico. Si no puedes obtener ayuda de un profesional, plantéate la opción de elegir a un amigo, entrenador o familiar con los conocimientos suficientes y en el que puedas confiar para resolver tu situación financiera.

Para más información sobre el programa de Visa Practical Money Skills for Athletes, visita http://www.practicalmoneyskills.com/sp.